miércoles, 27 de junio de 2012


FUE EL MOMENTO

Sentí que estaba ahí. Me acariciaba. Lo sentía. Su aliento, sus besos, su m irada fija en mi. Me besaba, me abrazaba. Un mundo de pasión se volcaba entre nosotros. Su cuerpo y el mío. Se confundían en uno solo.
Sus manos se deslizaban por mi piel. Me estremecía. Nunca había sentido nada igual. Me dejaba llevar. No me importaba el tiempo. Quería estar ahí.

   Sus labios recorrían mi cuerpo. Me dejaba llevar. ¿Por qué sentirme avergonzada?. El era mucho más joven. Yo acababa de salir de una relacción algo traumática. Necesitaba sentir. No quería nada más. Era suficiente. Era lo que en ese momento deseaba. 
Habían sido muchos años de dedicación , de esfuerzo, con él, con mis hijos, con mi trabajo nada compensado. Todo por derecho y ahora se presentaba ante  mí el deseo, el placer , la juventud. Y me dejé llevar.

    Lo habia conocido en una fiesta. Me gustó y yo a él. A pesar de ser algo mayor, me conservaba muy bien. Me miró y yo a él. Sentí su cuerpo cerca de mi. Una copa, otra copa . Intimamos y me deje llevar.

    Hacía años que no sentía nada parecido. Cuánto tiempo perdido... Siempre pensé que liarse con alguien más  joven era inapropiado, inaceptable, pero cuando lo vi, nada de eso me parecio cierto.
    Me abrazó. Sentí que mi cuerpo se hacía cada vez más vulnerable, mas indefenso. Me habló al  oído. Me susurró - ¡ Qué bonita  eres¡. ¡ Me encantas¡ - y perdí la razón.
     Ahora lo recuerdo  y me estremezco. No me arrepiento. Fue el momento . Fue la vida, la pasión. Fue él fui yo , fueron las circunstancias. Nada ha cambiado, sino yo misma, mi concepto sobre la vida.
  Desapareció , se fue.Y mi cuerpo con él. No volvi a saber más.. Pero todavía tengo su olor, su mirada, su calor , sus besos...
       Fue el momento, fui yo, fue él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada